Hemos querido crear un invierno muy expresivo, personal y con fantasía que le haga singular.

Una colección urbana, que busca los valores funcionales con originalidad, pensada para niñas, una colección con energía inspirada en los años 70.

Nos hemos querido sumergir en los 70, porque son unos años apasionantes.

El compromiso ecológico se materializó de muchas maneras, del interiorismo a la arquitectura pasando por la moda y la popularización del vintage, la importancia de una estética responsable con el medio ambiente Los años 70 son una década eminentemente femenina –1975 fue declarado el Año de la Mujer– que, por primera vez, veía cómo ellas se afirmaban como sujeto y no como objeto. Los derechos de las minorías. En 1970, tuvo lugar el primer Día del Orgullo (Gay) en Nueva York, con David Bowie que se declaraba abiertamente bisexual.

Nos llama la atención como personaje Lauren Hutton y su inigualable elegancia de “menos es más”, sus raíces hippies y bases bohemias con toques sofisticados, siguen marcando tendencia.

“El estilo es lo que tú eliges.»

Uno de los maestros de la época, Yves Saint Laurent, con el estallido de color y, que logró consagrar el pantalón como prenda femenina.

En esta colección hay una vuelta a las americanas de líneas masculinas, abrigos de pelo, blusas con lazo, pantalones campana, cuadros en toda su gama y estampados vintage.

Desde que creamos la marca somos conscientes -y más trabajando en el universo infantil-, de que teníamos que hacer acciones con compromiso y que debemos transmitir valores a los niños, a través de nuestras presentaciones. Se trata de poner nuestro granito de arena y crear una cadena de colaboración en la que es posible involucrar a los niños, que además las reciben con muchísima energía y entusiasmo.

¡Es una colección muy trendy, chic y divertidamente setentera!

Equipo creativo Nieves Álvarez y Belén Villalobos